San Miguel Arcangel, defiéndenos en la batalla. Protector Frente Al Mal | Blog AntiguaMagia

San Miguel Arcangel, defiéndenos en la batalla. Protector Frente Al Mal




¿Por qué rezar al arcángel San Miguel?

Llamado por la iglesia  como "cabeza de la milicia celestial y Príncipe de los espíritus celestiales", pues desde el Antiguo Testamento hace honor a estos nombres, ya que sin ningún temor se encarga de defender al pueblo de Dios contra los demonios y todo lo que le pueda afectar.

La fidelidad de San Miguel Arcángel

Su mismo nombre hace alarde de su entrega incondicional a Dios, de su amor infinito y de su esmerado trabajo para llevarnos por el camino del bien. Su nombre significa en muy merecida interpretación: “Quién como Dios”. Que mejor manera de estar conectado con el altísimo y sacudir toda la inmundicia que se encuentre por allí.

Su fortaleza y constante lucha, fue la inspiración que llevó a otros ángeles a defender la corte celestial, ha estar firmes al lado de Nuestro Padre y a no permitir que el mal triunfe sobre el bien.


(1) ORACIÓN A SAN MIGUEL ARCÁNGEL


(1) ORACIÓN A SAN MIGUEL ARCÁNGEL

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla; sé 
nuestro amparo contra la perversidad y asechanzas
del demonio. Reprímale Dios, pedimos suplicantes,
y tú, Príncipe de la Milicia Celestial, arroja al infierno
con el divino poder a Satanás y a los demás espíritus
malignos que andan dispersos por el mundo
para la perdición de las almas.



¿Cómo nació esta oración? 

El padre Domenico Pechenino escribe: “No recuerdo el año exacto. Una mañana el Sumo Pontífice León XIII había celebrado la santa misa y estaba asistiendo a otra de agradecimiento, como era habitual. De pronto, le vi levantar enérgicamente la cabeza y luego mirar algo por encima del celebrante. Miraba fijamente, sin parpadear, pero con un aire de terror y de maravilla, demudado. Algo extraño, grande, le ocurría.

Finalmente, como volviendo en sí, con un ligero pero enérgico ademán, se levanta. Se le ve encaminarse hacia un despacho privado. Los familiares le siguen con premura y ansiedad. Le dicen en voz baja: “Santo Padre, ¿no se siente bien? ¿Necesita algo?” Responde: “Nada, nada”. Luego comentaría: «Vi demonios y oí sus crujidos, sus blasfemias, sus burlas. Oí la espeluznante voz de Satanás desafiando a Dios, diciendo que él podía destruir la Iglesia y llevar a todo el mundo al infierno si se le daba suficiente tiempo y poder. Satanás le pidió permiso a Dios de tener 100 años para influenciar al mundo como nunca antes había podido hacerlo». Pudo ver también a San Miguel Arcángel aparecer y lanzar a Satanás con su legiones en el abismo del infierno.

Se encierra en su despacho, y al cabo de media hora hace llamar al secretario de la Congregación de Ritos y, dándole un folio, le manda imprimirlo y enviarlo a todos los obispos diocesanos del mundo. ¿Qué contenía? La oración que rezamos al final de la misa junto con el pueblo, con la súplica a María y la encendida invocación al príncipe de las milicias celestiales, implorando a Dios que vuelva a lanzar a Satanás al infierno”.

En aquel escrito se ordenaba también rezar esas oraciones de rodillas. Lo antes escrito, que también había sido publicado en el periódico La settimana del clero el 30 de marzo de 1947, no cita las fuentes de las que se tomó la noticia. Pero de ello resulta el modo insólito en que se ordenó rezar esa plegaria, que fue expedida a los obispos diocesanos en 1886. Como confirmación de la que escribió el padre Pechenino tenemos el autorizado testimonio del cardenal Nasalli Rocca que, en su carta pastoral para la cuaresma, publicada en Bolonia en 1946, escribe:
“León XIII escribió él mismo esa oración. La frase [los demonios] “que vagan por el mundo para perdición de las almas” tiene una explicación histórica, que nos fue referida varias veces por su secretario particular, monseñor Rinaldo Angeli. León XIII experimentó verdaderamente la visión de los espíritus infernales que se concentraban sobre la Ciudad Eterna (Roma); de esa experiencia surgió la oración que quiso hacer rezar en toda la Iglesia. El la rezaba con voz vibrante y potente: la oímos muchas veces en la basílica vaticana. No sólo esto, sino que escribió de su puño y letra un exorcismo especial contenido en el Ritual romano (edición de 1954, tít. XII, c. III, pp. 863 y ss.). El recomendaba a los obispos y los sacerdotes que rezaran a menudo ese exorcismo en sus diócesis parroquiales. El, por su parte, lo rezaba con mucha frecuencia a lo largo del día”.


(2) ORACIÓN A SAN MIGUEL ARCÁNGEL » Protector Frente Al Mal

Tiemblan las tinieblas, rechinan las gehennas,
Huyen las creaturas inundes y peligrosas,
No asoma ninguna mala persona,
Todos los que en la oscuridad habitan,
Desean desaparecer,
Y es que tu mi amado San Miguel  Arcángel,
Has hecho tu aparición,
Has desterrado el mal,

Vienes a defendernos y ahuyentar lo que no es la verdad,
Amas la justicia y te pegas al bien,
Fuiste capaz de espantar al maligno del paraíso celestial,
Y sigues aun acompañándonos,
Liberándonos de los más grandes enemigos,
Protegiéndonos ante la violencia y sumergiéndonos en tu benevolencia.
A ti San Miguel Arcángel,
Nos vemos todos confiados,
Nos hemos abandonado y en ti nos refugiamos,
Sabiendo que tu socorro se hace sentir,
Que tu presencia impetuosa y contundente es,
Que el amor infinito y profundo por Dios,
Los has demostrado a través de la historia,
Y sin que sea presente ni pasado,

Tu siempre estas a nuestro lado,
Nos proteges y ayudas,
Aclaras nuestra visión y en manos de Nuestro Señor,
Pones todas nuestras súplicas,
Sin dejar de aclamar por todos lo que a ti acudimos
Socorriendo nuestros favores e iluminando el sendero,

Llenando nuestros corazones,
De fidelidad y consuelo,
De luz espiritual y labrando un camino,
Que nos aparte de lo terrenal y nos enamore de lo espiritual,
Un camino que a tu lado se hace más llevadero,
Y por lo que hoy te decimos,
Gloria a ti y a Nuestro Amado Señor,

Amén.

Terminamos esta oración, pidiendo a San Miguel Arcángel nos ayude a tener una fe permanente y creciente hacia el camino de Dios, rezando un credo con mucha devoción.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario queda en espera de moderación para ser publicado. Gracias.

Buscar

Protected by Copyscape DMCA Takedown Notice Infringement Search Tool
© Copyright 2008/2020. Derechos de Autor: Gloria Jerez. 28500 Arganda del Rey, Madrid, España.